Camas articuladas eléctricas.

Camas articuladas eléctricas.
Conjunto Eléctrico Articulado Geria
Conjunto Eléctrico Articulado Geria

Hoy os queremos hablar de las camas eléctricas articuladas y su importancia a la hora de hacer la vida más fácil y cómoda tanto para las personas discapacitadas con dificultades de movimiento o convalecientes, como para los familiares y/o cuidadores.

Hay personas con limitaciones  en el movimiento o determinadas patologías derivadas de la columna vertebral u otro tipo de molestias que les impiden descansar bien. Para ello las camas articuladas eléctricas, se adaptan a cualquier necesidad, evitando problemas de espalda a los cuidadores a la hora de mover al usuario de la cama,  como a los mismos usuarios proporcionándoles una mayor posibilidad en el movimiento y autonomía. Otra de sus grandes ventajas es que ayudan a evitar las úlceras por presión tan frecuentes en en personas que tienen que estar largas temporadas en cama.

Una cama eléctrica es un tipo de cama articulada con un pequeño motor eléctrico que le aporta movimiento, consiguiendo así, diferentes posiciones de descanso; inclinación de la cabeza, cuerpo y ajuste de piernas,  sin necesidad de manipularla de forma manual.

Las camas articuladas eléctricas, constan de un somier o láminas articuladas con  un motor de baja tensión que se manipula por medio de un mando con cable. Se combina con colchones viscoelásticos, antiescaras o de látex fabricados con  materiales flexibles como el látex o la espuma de poliuretano.

En el mercado hay multitud de modelos que varían en función del número de posiciones que proporcionan. Se diferencian los siguientes tipos:

  • Cama de tres planos. Con dos articulaciones, se mueven tanto el segmento del tronco como el de las piernas quedando fijo el plano de las caderas. Permite diversas posiciones:
    • sentado para leer, comer o ver la televisión.
    • con las piernas elevadas para facilitar el retorno de la circulación.
    • sentado y con las piernas elevadas.
  • Cama de cuatro planos. Con  tres articulaciones. Se diferencia del anterior en que el segmento de las piernas tiene un doble movimiento, vertical de la rodilla a la cadera y horizontal en la parte inferior del cuerpo. De este modo, se alcanza una mejor posición de descanso al permitir doblar las piernas en la posición de sentado.
  • Cama de cinco planos. Con cuatro articulaciones. Añaden la  articulación de las cervicales, para poder levantar la cabeza.

Hay camas eléctricas que van acompañadas de un carro elevador, éste  nos da la posibilidad de poder regular la cama a la altura deseada. Van desde los 38 cm., como mínimo, hasta los 76 cm., como máximo. De esta manera se evitan  malas posturas y movimientos bruscos. De gran ayuda para los cuidadores de personas enfermas, que tienen que asistir a pacientes encamados, y necesitan adaptar la cama.

Las circunstancias de cada individuo son diferentes, por eso las camas eléctricas son de gran ayuda, ya que,  pueden adaptarse a las diferentes características de cada persona.

 

 

 

 

One thought on “Camas articuladas eléctricas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *