Cine y Discapacidad: AMADEUS

Cine y Discapacidad: AMADEUS

amadeusRecuerdo el impacto de los primeros minutos de “Amadeus” cuando la ví en el cine, allí por 1984. Después de intentar suicidarse, Salieri es ingresado en un psiquiátrico. Un sacerdote va a visitarle, con el propósito de darle paz espiritual, y hasta llegar a su habitación privada recorre el pasillo atestado de enfermos psiquiátricos y físicos encadenados, sucios y abandonados. Un recorrido que se repite en el final de la película, cuando Salieri es trasladado en su silla de ruedas para su aseo:


 

Ver a esas personas encadenadas, a los celadores con látigos, la suciedad y las condiciones higiénicas me pusieron los pelos de punta. Condiciones y tratos al enfermo psíquico y mental del siglo XVIII reflejados con precisión y crudeza…  y que, lamentablemente,  hoy en día no es difícil encontrar en muchos paises en desarrollo, o incluso en el propio corazón de Europa, en Serbia. Queda tanto, pero tanto, por hacer.

También recuerdo impresionarme con la diferencia de trato con Salieri, cuyas rentas podían pagar una habitación privada, un trato respetuoso y una silla de ruedas, tan avanzada para la época. Y, tanto entonces como ahora, dar gracias de disponer de una sanidad universal, publica y privada como la que tenemos en nuestro país. Todavía.

Pero es viernes, y  más allá de la fantástica visión histórica del trato a discapacitados en el siglo XVIII en una sociedad tan avanzada como la vienesa, queremos recomendar esta película por su excepcional tratamiento musical. La película, como es sabido, es la adaptación de una obra de teatro del mismo nombre escrito por Peter Saffer, que explora y aporta una visión profunda e interesante de la humanidad y su relación con un onmipotente dios , rodeado de un contexto historico-artístico impresionante.

Tanto la película como la obra de teatro es una muy inexacta biografía de Mozart y Salieri, pero cuyo éxito ha calado en la cultura popular hasta el punto de dar por cierta esa enemistad entre ambos compositores. En todo caso, como espectáculo, es una película con una entretenida trama, actores en la cima de su carrera y un diseño de producción brillante.

Pero donde destaca como ninguna otra película es en el protagonismo de la MUSICA, con mayúsculas. No porque salgan las más brillantes y reconocibles piezas de ese genio llamado Mozart, sino por cómo se describe el proceso de composición, cómo se van creando los diferentes elementos para crear una de la obras cumbres de la humanidad. Algo reflejado como nunca en esta escena:

(Escena original en ingles. No he encontrado ningún enlace en castellano excepto éste, con una imagen deplorable)

 

Y como guinda al pastel, aqui podeis ver la transcripción del diálogo a partitura en tiempo real en un maravilloso montaje realizado por  Gerubach’s Scrolling Score Project. Todo un espectáculo para los sentidos.


 

2 thoughts on “Cine y Discapacidad: AMADEUS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *