Escaras. ¿Qué son y cómo combatirlas?

Escaras. ¿Qué son y cómo combatirlas?

Las escaras son lesiones que se producen en la piel como consecuencia de estar mucho tiempo apoyado en una misma posición. La piel se enrojece, provocando a largo plazo la aparición de la escara, que en la mayoría de los casos es muy difícil de curar. Este problema es sobre todo frecuente en las personas con movilidad reducida, que se ven obligadas a permanecer largos periodos encamados o en silla de ruedas. A las escaras también se las conoce como llagas, úlceras de decúbito o úlceras por presión y, suelen aparecer en las zonas donde el hueso está más cerca de la piel como codos, talones, caderas, coxis…


¿Cómo combatir las escaras?

Para prevenir la aparición de escaras tendremos en cuenta estos pasos:

1. Examinar la piel al menos una vez al día prestando atención en las prominencias óseas (talones, codos, tobillos y zona sacra) y en las zonas expuestas a incontinencia (la orina, las heces, el sudor, los estomas…).
2. Mantener la piel limpia y seca. Para ello se deben utilizar productos respetuosos con la piel para que no provoquen irritaciones. No es aconsejable usar alcoholes ni colonias que resecan la piel. Es fundamental el lavado con agua tibia, y el aclarado y secado posterior con cuidado, sin friccionar. Aplicaremos cremas hidratantes. En el caso de que exista un problema de incontinencia o exceso de sudoración, utilizaremos productos barrera que contengan óxido de zinc, pues protegen y aíslan la piel de la humedad.
3. Controlar la presión del cuerpo. Es necesario un buen manejo de esta presión para reducirla.

4 aspectos clave para reducir la presión del cuerpo

  1. La movilización. Lo mejor es recurrir a un profesional que pueda ofrecerte un plan de cuidados para la mejora de la movilidad y actividad del paciente.
  2. Los cambios posturales. Deben realizarse cada 2-3 horas siguiendo un programa rotatorio de cambios. Hay 3 posturas correctas en las que se puede descansar: colocado boca arriba, reposando de lado (ya sea derecho o izquierdo) y sentado (siempre y cuando la condición de la persona lo permita). A la hora de realizar los cambios posturales hay que tener en cuenta algunas consideraciones. Si el paciente está sentado y tiene autonomía, los cambios deben ser cada 15 minutos. Evitaremos apoyar al paciente directamente sobre sus lesiones, arrastrarlo así como el contacto directo entre prominencias óseas, pues pueden agravarse las lesiones. Por último, evitaremos levantar la cabeza o los pies de la cama, solo en caso necesario un máximo de 30º.
  3. La utilización de colchones, sobrecolchones, cojines y otros dispositivos de alivio de la presión.
  4. La protección local con apósitos de diferentes formas que se adaptan al cuerpo. Los más comunes son las taloneras para proteger los talones.

Los beneficios de un colchón antiescaras

Como comentábamos anteriormente, para prevenir la aparición de escaras es imprescindible controlar la presión del cuerpo. Y en este sentido, la utilización de colchones antiescaras que reparten la presión del cuerpo y ayudan a la ventilación de la piel, contribuyen enormemente a reducir esta presión.

Existen diferentes tipos de colchones antiescaras: colchones viscoelásticos, colchones de látex, colchones de silicona… Para elegir entre un colchón u otro, tendremos en cuenta el riesgo de aparición de escaras y el peso del usuario. Algunos colchones permiten corregir la postura con tacos para separar las piernas o impidiendo que el usuario se vaya hacia adelante. Respecto a los colchones para proteger a las personas encamadas es útil el colchón de aire que se coloca sobre el colchón de la cama y va conectado a la corriente. Este evita las presiones continuadas y excesivas proporcionando un leve pero continuo cambio de posición.

En Independi Ortopedia Online ofrecemos una amplia gama de colchones antiescaras, para combatir las lesiones en la piel, controlando la presión del cuerpo para reducirla. Si tienes dudas sobre el modelo más adecuado, contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *