Gracias por tanto, Oscar Jiménez

Si no conocéis a Oscar Jiménez, nosotros os lo presentamos. Es una persona activa que ejemplariza mejor que nadie que no hay personas discapacitadas, sino entornos poco adaptados. Porque, a pesar de su paraplejia, es capaz de hacer cosas que casi ninguno de nosotros seríamos capaces. Y a ver quién es aquí el discapacitado.

Cosas como hacer 700 kilómetros del Camino de Santiago, rodarlo y hacerlo un emocionante documental (no te lo pierdas aqui, lo enlazamos aqui abajo), o como escribir un recomendable libro para compartir su experiencia vital como soporte a otras personas en su misma situación (Debajo, el libro en Amazon).

Pero Oscar está, además, comprometido en la lucha para conseguir respeto y comprensión en la adaptación del espacio público. Mezclando humor e indignación denuncia a través de Twitter esas aberraciones arquitectónicas supuestamente calificadas como rampas de acceso presentes en muchas ciudades, o esos insolidarios conductores que dejan su coche en espacios reservados a personas con problemas de movilidad. Y para ello, nada mejor que grabarse entrando y saliendo del coche. Si a través de su ejemplo no aprendemos a respetar estos espacios, es que no merecemos llamarnos ciudadanos.

Le seguimos desde hace mucho tiempo. Y nos inspira y nos sirve de modelo. ¡Gracias por todo, Oscar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *