La cama articulada: una gran ayuda para el cuidador de una persona dependiente.

La cama articulada: una gran ayuda para el cuidador de una persona dependiente.

Cuando por la causa que sea, enfermedad, lesión o la edad, una persona debe permanecer largos períodos de tiempo en cama, los cuidados que hay que dedicarle son muchos: alimentación, higiene, ejercicio… La cama articulada es una valiosa ayuda para el cuidador a la hora de llevar a cabo estas tareas, ya que facilita la movilidad y posibilita que la persona postrada esté en la postura más cómoda posible.

Son diversas las causas que pueden obligar a una persona a permanecer en cama, pero las más comunes son la enfermedad en estado grave o la reducción de movilidad que conlleva una edad avanzada. En ambos casos, los cuidados que hay que dedicar son fundamentales para el buen desarrollo de funciones básicas como respirar o alimentarse y, para ello, es necesario que la persona con movilidad reducida pueda incorporarse cómodamente. La cama articulada es una excelente ayuda tanto para el cuidador como para la persona encamada.

¿Qué es una cama articulada?

Una cama articulada es una cama cuyo somier es articulado, es decir, tiene diferentes posiciones gracias a un sistema que permite inclinar o levantar hasta un máximo de 5 espacios de articulación, según el tipo de cama. Puede ser manual con manivela o eléctrica, es decir, que se maneja con un mando.

También existe la posibilidad de elegir la cama articulada con carro elevador, que permite levantar todo el somier en bloque o bajarlo, según la necesidad del cuidador. El colchón puede ser tanto viscoelástico como de látex, nunca de muelles ya que no permitiría el buen funcionamiento de los sistemas de articulación.

Camas Articuladas Manuales
Camas Articuladas Manuales
Camas Articuladas Eléctricas
Camas Articuladas Eléctricas
Camas Articuladas con Carro Elevador
Camas Articuladas con Carro Elevador
Camas Articuladas Bariátricas
Camas Articuladas Bariátricas

¿Por qué una cama articulada es una ayuda fundamental para el cuidador?

Una persona que permanece en cama necesita muchos cuidados para que no surjan complicaciones y su vida sea lo más confortable posible.

Una de las necesidades más importantes es el aseo. Es fundamental llevar a cabo una serie de rutinas diarias como la higiene de la boca y el cuerpo y, de forma frecuente, el cambio de la ropa de cama. Una cama articulada permite colocar a la persona para que esté en buena postura y el cuidador pueda asearla cómodamente.

Los momentos de las comidas también son muy importantes. Tanto para ingerir los alimentos, como para hacer la digestión, ya que si no se realiza correctamente puede ocasionar trastornos de gravedad. Con la cama articulada, el cuidador puede incorporar a la persona para poder darle los alimentos más fácilmente y además asegurarse de que la digestión se hace de manera correcta.

También es vital la facilidad para realizar el cambio de postura, hacer ejercicios todos los días para que los músculos no se atrofien ni la inmovilidad produzca úlceras por presión. Para llevar a cabo esta dinámica, el cuidador puede ayudarse de la cama articulada, que según sus planos de articulación, permite cambiar la postura de la cabeza, el tronco, las extremidades inferiores o los pies.

Es también fundamental recalcar la importancia del autocuidado del cuidador, es decir, intentar siempre mantener una postura correcta y procurar no hacer esfuerzos que puedan provocar una lesión en la columna, la espalda o los hombros.

En Independi disponemos de una amplia gama de camas articuladas. En nuestro catálogo encontrarás modelos tanto manuales como eléctricos, con o sin carro elevador y con diferentes espacios de articulación para que puedas elegir aquella que mejor se adapta a las necesidades, tanto de la persona encamada como de su cuidador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *