10 actividades para personas con discapacidad física

10 actividades para personas con discapacidad física

Realizar actividades, moverse y mantener la mente ocupada es básico para todas las personas, independientemente de sus capacidades motoras o mentales.

Todo sirve para mejorar la autonomía personal, mantener la mente activa, mejorar las relaciones y la calidad de vida de la persona. Además de promover la inclusión social.

Por esta razón, vamos a darte 10 ejemplos de actividades que se pueden realizar para personas con discapacidad física.

¿Qué actividades puede realizar una persona con discapacidad física?

Gracias a los avances en las adaptaciones que se han ido haciendo en muchos deportes o actividades, una persona con discapacidad física puede realizarlas igual o con pequeñas modificaciones, según el grado de autonomía de la persona.

A continuación, vamos a explicarte algunas de las actividades para personas con discapacidad física que se pueden realizar.

Piscina

Desde hace muchos años el agua es utilizado como elemento terapéutico. 

Esta actividad se podría considerar como la actividad para discapacitados más utilizada y reconocida.

Tanto el Aquagym, la natación como los estiramientos pasivos son algunas de las actividades que mejoran visiblemente la capacidad funcional, motora y la condición física de las personas con discapacidad.

Este tipo de actividades son muy utilizadas en un proceso de rehabilitación o tratamientos de patologías con origen neurológico, lesiones medulares, accidentes vasculares-cerebrales, traumatismos craneoencefálicos, atrofias espinales, espina bífida, entre otros. 

Jardinería

Los huertos y los jardines se podría considerar una actividad de pasatiempos tanto para personas con discapacidad.

Practicar esta actividad aporta muchos beneficios en el desarrollo terapéutico. Crear y participar en el cuidado de un huerto o jardín estimula la parte emocional que una persona puede establecer con las plantas y el entorno natural.

Ayuda a controlar los sentimientos violentos, aporta habilidades de aprendizaje y calma a la persona. Por lo que esta actividad sirve para aliviar la tensión y el estrés, aparte de traer muchos beneficios a nivel físico, emocional y cognitivo.

Juegos de memoria

Los juegos de memoria son útiles para toda persona, mayor o joven, con o sin discapacidad. La memoria hay que cuidarla y ejercitarla para mantenerla siempre activa.

Estos juegos sirven para la estimulación cognitiva además de potenciar funciones ejecutivas como la atención, el lenguaje, el razonamiento, planificación o la memoria.

Deportes

Como ya hemos comentado, hoy en día son cada vez más las actividades que puede practicar una persona con discapacidad física. Es también el caso de practicar deporte.

Según el tipo de minusvalía se necesitará realizar algunas modificaciones, pero son prácticamente todos los deportes que pueden realizar las personas con discapacidad física.

La equitación, el básquet, la natación, el ciclismo, fútbol (A-ball), tenis de mesa o atletismo entre otros, son solo algunos ejemplos de actividades que pueden practicar gracias a las adaptaciones que se han ido haciendo durante estos últimos años.

Para ciertos deportes, hay varios accesorios de sillas de ruedas que se pueden utilizar para facilitar la práctica.

Musicoterapia

La música cura el alma, o eso dicen muchas personas que después de pasar un duro trance se refugian en ella y les ayuda a salir adelante.

Por lo tanto, la música a nivel psicológico es una de las actividades para discapacitados más completas.

En esta terapia se utilizan los sonidos y la música para fomentar la mejora de la autoestima, promover la comunicación entre compañeros, despertar emociones y ayudar a los pacientes a desinhibirse.

Además, a nivel físico mejora las capacidades motoras a través de ejercicios de movimiento y coordinación.

Este tipo de actividades ayuda a estimular y desarrollar capacidades individuales, aparte de fomentar la creatividad, ejercitar la destreza manual y autonomía de la persona con discapacidad.

Artesanía

actividades personas con discapacidad física

Hacer manualidades, como, por ejemplo, sellos divertidos para regalos, rosas de origami, flores de cartulina o tejer y coser unos portalápices en crochet son actividades muy recomendadas para personas con discapacidad física.

Pintura

La creatividad artística es un bien común. Con la pintura se desarrollan competencias como la calma, la creatividad, la concentración, aparte de aportar muchísimos beneficios motrices y para la salud mental.

Cerámica

La cerámica es favorable para potenciar la integración social al igual que lo es la artesanía y la pintura.

Además de desarrollar su creatividad, aumenta la autoestima, fomenta las relaciones sociales al practicar esta actividad con otros compañeros, desarrolla la psicomotricidad al manipular la arcilla, golpearla o estirarla y estimula el desarrollo intelectual.

Hacer actividades de cerámica en muchas ocasiones puede llegar a servir como terapia relajante.

Juegos de mesa

Los famosos juegos de mesa que nos gustan a todos son útiles para todo el público. Al igual que los juegos de memoria, sirven para mejorar la capacidad de aprender, mantener la memoria activa y relacionarse con las personas con las que se juega.

Cocina

Cocinar nos gusta a todos. Gracias a las infinitas recetas y posibilidades que nos brinda la cocina es una actividad que entretiene.

En el caso de practicar esta actividad con una persona con discapacidad física deberíamos disponer de un espacio adaptado para que la persona pueda desplazarse con su silla de ruedas.

Son muchas las actividades para personas con discapacidad física que se pueden realizar, gracias a las adaptaciones que han ido surgiendo a medida que ha ido evolucionando la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *