Guía para elegir la cama articulada adecuada

Guía para elegir la cama articulada adecuada

El descanso de una persona es fundamental para comenzar el día con energía. Por eso es importante dormir en una buena cama con un buen colchón.

Se aconseja cambiar el colchón cada 8 o 10 años, ya que los componentes del equipo de descanso van perdiendo calidad y efectividad hasta llegar a un punto en el que puede perjudicar el descanso.

Elegir una buena cama, no solo es beneficioso para el descanso, si no que además cuida y ayuda a corregir la postura de la espalda. Además, evita dolores en la zona de la espalda y otras partes de nuestro cuerpo. 

En el caso de elegir camas para personas con movilidad reducida, o con dolencias en diferentes partes del cuerpo, los requerimientos para elegir la cama correcta van mucho más allá. 

Debemos tomar en cuenta características adicionales que faciliten el traslado del usuario al subir y bajar de cama, y que la cama sea adaptable a la posición que busca el usuario. En este caso, una cama articulada es la mejor elección. 

También es una buena opción para personas que están pasando por un periodo de convalecencia temporal.

¿Qué es una cama articulada?

Una cama articulada, es una cama con un somier que puede modularse en distintos planos. Algo muy útil para personas con algún tipo de dependencia.

elegir cama articulada con carro elevador

Suele estar compuesta por un carro elevador que sirve para subir y bajar la cama entre 20 y 80 cm y un somier que puede ser articulado en 3 o 5 planos, dependiendo de la versatilidad de la cama.  

Disponer de una cama articulada, como ya hemos mencionado, puede ser de gran utilidad para personas mayores, personas con movilidad reducida o personas con dependencias.

Su funcionalidad de poder elevarse y descender es una ventaja tanto para el usuario como para el cuidador, porque permite no tener que forzar la espalda a la hora del aseo o en los cambios posturales, disminuyendo también el riesgo de caídas.

¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de elegir una cama articulada?

A la hora de elegir una cama articulada es importante considerar algunos puntos que te vamos a explicar a continuación. 

Tamaño de tu cama

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de elegir una cama articulada son sus dimensiones: existen varios modelos con distintos tamaños, como camas matrimoniales o individuales.

Al elegir una cama de matrimonio, necesitarás un somier para una cama de 160 cm. En ese caso las bases se presentan en formato dúo o gemelo, de 80 cm cada colchón.

Con los colchones gemelos, cada base moverá y articulará de forma independiente el colchón que tenga encima. Lo que quiere decir que asegura una gran independencia entre un durmiente y otro.

Elige bien el colchón

Para elegir el mejor colchón para una cama articulada es fundamental buscar un colchón articulable. 

La clave para que un colchón sea articulable reside en su núcleo. Los colchones con núcleos rígidos y sin perfil no encajan en estas camas.

En el caso de elegir un colchón para una persona que va a pasar mucho tiempo acostada, es preferible que sea un colchón antiescaras.

Este colchón contribuye a evitar heridas y úlceras propias de estar acostado en la misma posición por mucho tiempo. Es la alternativa más saludable para el flujo sanguíneo del usuario y su piel.

Los colchones antiescaras, también pueden ser viscoelásticos o sanitarios. 

Tipos de camas articuladas

Existen diferentes tipos de camas articuladas en el mercado. Algunas con ruedas otras sin ellas, con carro elevador o sin carro elevador, entre otras variedades.

Una cama articulada eléctrica siempre será más deseable frente a la opción de la cama articulada manual. Su precio es mayor, pero es más cómoda ya que le permite al usuario una mayor independencia.

Todo dependerá del grado de dependencia del usuario, por eso es importante no pasar por alto las siguientes características:

  • El peso de la persona. Si el usuario es pesado podemos encontrar camas bariátricas o de tamaño XXL.

  • Disponer de un somier articulado con sistema de vuelta a cero. Esto significa que ante un fallo de corriente, el somier vuelve a su posición natural con una batería independiente.

  • Siempre que sea posible, es recomendable optar por camas con carro elevador para poder subir y bajar la cama a diferentes alturas.

  • Las patas de la cama pueden ser con o sin ruedas. Esto dependerá de si queremos trasladar la cama de un lugar a otro.

Por último, cabe destacar que, para las camas articuladas, existen materiales hipoalergénicos y fáciles de lavar que no acumulan olores, humedades ni manchas.

Cúal es el mejor colchón para una cama articulada

Cúal es el mejor colchón para una cama articulada

Si contar con un buen colchón es importante, aún lo es más en una cama ortopédica cuyo principal objetivo es mejorar la salud de sus usuarios.

A diferencia de lo que ocurre con los colchones normales, los diseñados para camas articuladas son capaces de amoldarse a diferentes posiciones y movimientos del cuerpo para brindar el mayor descanso a personas con distintos tipos de dolencias.

Esa es la razón por la que no han tardado en saltar de los hospitales y los centros médicos a las casas de cada vez más personas de edad avanzada, con problemas óseos o articulares o que tienen movilidad reducida.

Si este es tu caso o de algún ser querido te contamos cómo elegir el mejor colchón para una cama articulada.

Cómo elegir el mejor colchón para cama articulada

Lo primero que debes saber antes de comprar un colchón para una cama articulada es que existen distintos tipos de materiales a los que recurrir en función de tus necesidades.

Viscoelástico

Se trata de una de las opciones más interesantes al ofrecer un gran equilibrio entre rigidez, densidad y adaptabilidad, tres características esenciales para los usuarios de camas articuladas.

Su capacidad para adaptarse a todo tipo de somieres, su gran durabilidad y la posibilidad de encontrar un sinfín de modelos y tamaños hacen de los colchones viscoelásticos la elección más popular.

Espuma

Algo más económicos que los anteriores, son una estupenda alternativa para aquellos que buscan disponer de un colchón que garantice el máximo descanso, sin necesidad de realizar una gran inversión.

Látex

Al igual que los viscoelásticos, los colchones de látex son enormemente flexibles. Su punto más débil es la adaptabilidad a los somieres altamente articulados. De igual forma presentan una menor transpirabilidad que los viscoelásticos.

Colchones antiescaras

Los colchones antiescaras ayudan a suavizar la presión de una parte determinada del cuerpo y a la vez que el peso del usuario es repartido por todo el colchón reduciendo las posibilidades de la aparición de úlceras o escaras.

Muelles

Se trata de los colchones más rígidos, por lo que, en general, son los menos recomendables para las camas articuladas. Aunque sean los más económicos de todos, son los que ofrecen una menor comodidad a los usuarios de somieres articulados.

Cuáles son las mejores camas articuladas: en qué fijarse

Además de conocer los distintos tipos de colchones es importante saber que no todos los colchones para camas articuladas son iguales.

En función de los materiales con los que se confeccionan y de la tecnología que se emplea para su elaboración es posible encontrar distintas gamas de precios.

Por ello, y por que cada usuario tiene unas características únicas, es recomendable acudir únicamente a establecimientos especializados para adquirir un colchón para una cama articulada. 

Dicho esto, y partiendo de los distintos estudios médicos al respecto, podemos concluir que los mejores colchones para camas articuladas son aquellos que:

  • Gran capacidad para doblarse

Tienen una gran capacidad para doblarse: las camas articuladas son capaces de modificar su forma para adaptarse a las necesidades de sus usuarios. 

Para que puedan cumplir con su objetivo deben, pues, contar con un colchón que ofrezca la máxima flexibilidad.

  • Ofrecen una adaptación total

Existen muchos colchones para camas articuladas que ofrecen una gran flexibilidad. Sin embargo, no todos son capaces de permanecer perfectamente pegados a cada uno de los pliegues del somier cada vez que este altera su posición. 

Para poder sacar el máximo partido a una cama articulada es necesario adquirir un colchón que se adapte totalmente al somier.

  • Disponen de funda

Los usuarios de camas articuladas pasan gran parte de su día sobre el colchón. Esa es la razón por la que es importante que este disponga de una funda que permita la máxima higiene.

  • No tienen burletes

Algunos colchones viscoelásticos cuentan con burletes para ofrecer más estabilidad en posiciones horizontales. Algo que, a la larga, acaba suponiendo un engorro en las camas articuladas. 

De ahí que, para garantizar la máxima comodidad en todo momento, sea recomendable contar con un colchón abierto sin burletes.

Conclusión

Tras analizar las distintas opciones que podemos encontrar actualmente en el mercado, en Independi consideramos que uno de los mejores colchones para una cama articulada es el colchón Antiescaras Polyplot.

Un colchón transpirable, impermeable y antideslizante fabricado con espuma de poliuretano de alta resistencia que garantiza la máxima ventilación entre los bloques, lo que permite a sus usuarios mantener la piel completamente seca y perfectamente oxigenada.

Gracias a la tecnología empleada en el diseño y la colocación de sus bloques de espuma el colchón Antiescaras Polyplot acompaña en todos sus movimientos a sus usuarios, lo que impide la maceración de la piel y los roces.

Además, la presencia de canales entre los distintos bloques permite la circulación del aire y facilita la oxigenación de la piel.

Por último, destacar que cada colchón Antiescaras Polyplo incluye una funda de poliuretano, hipoalergénica, anti-bacterial, anti-gérmenes y anti-hongos.

Para más información sobre este y otros colchones para camas articuladas, no duden en contactar con nuestro equipo de atención al cliente, vía telefónica, a través de WhatsApp o del correo electrónico que encontrará en esta misma página web.

La cama articulada: una gran ayuda para el cuidador de una persona dependiente.

La cama articulada: una gran ayuda para el cuidador de una persona dependiente.

Cuando por la causa que sea, enfermedad, lesión o la edad, una persona debe permanecer largos períodos de tiempo en cama, los cuidados que hay que dedicarle son muchos: alimentación, higiene, ejercicio… La cama articulada es una valiosa ayuda para el cuidador a la hora de llevar a cabo estas tareas, ya que facilita la movilidad y posibilita que la persona postrada esté en la postura más cómoda posible.

Son diversas las causas que pueden obligar a una persona a permanecer en cama, pero las más comunes son la enfermedad en estado grave o la reducción de movilidad que conlleva una edad avanzada. En ambos casos, los cuidados que hay que dedicar son fundamentales para el buen desarrollo de funciones básicas como respirar o alimentarse y, para ello, es necesario que la persona con movilidad reducida pueda incorporarse cómodamente. La cama articulada es una excelente ayuda tanto para el cuidador como para la persona encamada.

¿Qué es una cama articulada?

Una cama articulada es una cama cuyo somier es articulado, es decir, tiene diferentes posiciones gracias a un sistema que permite inclinar o levantar hasta un máximo de 5 espacios de articulación, según el tipo de cama. Puede ser manual con manivela o eléctrica, es decir, que se maneja con un mando.

También existe la posibilidad de elegir la cama articulada con carro elevador, que permite levantar todo el somier en bloque o bajarlo, según la necesidad del cuidador. El colchón puede ser tanto viscoelástico como de látex, nunca de muelles ya que no permitiría el buen funcionamiento de los sistemas de articulación.

Camas Articuladas Manuales
Camas Articuladas Manuales

Camas Articuladas Eléctricas
Camas Articuladas Eléctricas

Camas Articuladas con Carro Elevador
Camas Articuladas con Carro Elevador

Camas Articuladas Bariátricas
Camas Articuladas Bariátricas

¿Por qué una cama articulada es una ayuda fundamental para el cuidador?

Una persona que permanece en cama necesita muchos cuidados para que no surjan complicaciones y su vida sea lo más confortable posible.

Una de las necesidades más importantes es el aseo. Es fundamental llevar a cabo una serie de rutinas diarias como la higiene de la boca y el cuerpo y, de forma frecuente, el cambio de la ropa de cama. Una cama articulada permite colocar a la persona para que esté en buena postura y el cuidador pueda asearla cómodamente.

Los momentos de las comidas también son muy importantes. Tanto para ingerir los alimentos, como para hacer la digestión, ya que si no se realiza correctamente puede ocasionar trastornos de gravedad. Con la cama articulada, el cuidador puede incorporar a la persona para poder darle los alimentos más fácilmente y además asegurarse de que la digestión se hace de manera correcta.

También es vital la facilidad para realizar el cambio de postura, hacer ejercicios todos los días para que los músculos no se atrofien ni la inmovilidad produzca úlceras por presión. Para llevar a cabo esta dinámica, el cuidador puede ayudarse de la cama articulada, que según sus planos de articulación, permite cambiar la postura de la cabeza, el tronco, las extremidades inferiores o los pies.

Es también fundamental recalcar la importancia del autocuidado del cuidador, es decir, intentar siempre mantener una postura correcta y procurar no hacer esfuerzos que puedan provocar una lesión en la columna, la espalda o los hombros.

En Independi disponemos de una amplia gama de camas articuladas. En nuestro catálogo encontrarás modelos tanto manuales como eléctricos, con o sin carro elevador y con diferentes espacios de articulación para que puedas elegir aquella que mejor se adapta a las necesidades, tanto de la persona encamada como de su cuidador.

Escaras. ¿Qué son y cómo combatirlas?

Escaras. ¿Qué son y cómo combatirlas?

Las escaras son lesiones que se producen en la piel como consecuencia de estar mucho tiempo apoyado en una misma posición. La piel se enrojece, provocando a largo plazo la aparición de la escara, que en la mayoría de los casos es muy difícil de curar. Este problema es sobre todo frecuente en las personas con movilidad reducida, que se ven obligadas a permanecer largos periodos encamados o en silla de ruedas. A las escaras también se las conoce como llagas, úlceras de decúbito o úlceras por presión y, suelen aparecer en las zonas donde el hueso está más cerca de la piel como codos, talones, caderas, coxis…

(más…)

Beneficios del nuevo sillón Cosy Up de Invacare

Beneficios del nuevo sillón Cosy Up de Invacare

En Independi Ortopedia Online puedes comprar sillones adaptados para el hogar. Los sofás y sillones adaptados aportan muchos beneficios a cualquier persona con problemas de inestabilidad postural, de salud o bien a aquellas que están obligadas a pasar mucho tiempo sentadas.

Beneficios de tener un sillón de reposo

  1. Facilitan la acción de incorporarse.
  2. Ofrecen una distribución de las presiones óptima.
  3. Permiten realizar actividades rutinarias en el hogar (leer, ver la televisión…)
  4. Ofrecen seguridad y comodidad al usuario.
  5. Son de fácil limpieza.
  6. Reducen el esfuerzo físico de las personas cuidadoras, haciendo más cómoda la realización de tareas de higiene y alimentación.

(más…)