¿Cuáles son las oportunidades de trabajo para las personas con discapacidad?

¿Cuáles son las oportunidades de trabajo para las personas con discapacidad?

El desempeño de una gran variedad de trabajos no tiene por qué estar limitado por discapacidades. Es por esto, que afortunadamente, cada vez son más organismos públicos o privados que contratan a personas con discapacidades tanto físicas como intelectuales.

Esto permite, una mayor integración de las personas con discapacidad en la sociedad, además de ayudar a que cuenten con una mayor autonomía, y, por tanto, mejor calidad de vida. Estas oportunidades de trabajo para discapacitados, incentivan a que puedan desplegar y aprovechar sus valiosas aptitudes.

Sin embargo, aún podemos observar que ciertas empresas (sobretodo en el plano privado) se muestran reacias a contratar a estas personas y ver sus capacidades de evolución y profesionalidad. Por ello, la administración pública ha asumido el papel protagonista de fomentar el acceso de puestos de trabajo a este colectivo.

Las nuevas tecnologías también han sido de gran ayuda a la hora de fomentar la inclusión al trabajo de personas con discapacidades, ya que facilitan su labor dentro de la empresa.

¿Cómo? Disponiendo de adaptaciones para superar las dificultades por movilidad, audición o visión reducidas, como, por ejemplo, el sistema de lectura fácil para personas con discapacidades intelectuales. Este tipo de sistemas les permite trabajar de forma más autónoma, y les facilita la comunicación con su entorno.

En este artículo te vamos a explicar las oportunidades de trabajo para discapacitados que existen en el mundo laboral.

Te puede interesar: 10 actividades para personas con discapacidad física

Tipos de trabajo para personas con discapacidad

Las personas con discapacidad disponen de los mismos derechos que el resto de los ciudadanos según nuestro ordenamiento jurídico. Por lo que pueden realizar los siguientes tipos de empleos:

–   Empleo ordinario, tanto en empresas como en administraciones públicas, incluyendo los servicios de empleo con apoyo.

–   Empleo protegido en centros especiales de empleo.

–   Empleo autónomo.

oportunidades de trabajo para personas discapacitadas

Oportunidades de trabajo para personas con discapacidad

Como ya hemos mencionado, las administraciones públicas son pioneras a la hora de ofrecer oportunidades de trabajo para discapacitados.

En las Ofertas de Empleo Público hay un 7% de empleos para ser cubiertos por personas con discapacidad (con grado de minusvalía igual o superior al 33%). De este 7% hay un 2% de las plazas que deben ser cubiertas por personas con una discapacidad intelectual. El resto de plazas ofertadas es para personas que acrediten cualquier otro tipo de discapacidad.

Las Administraciones públicas establecen la adecuación en el puesto de trabajo, así como las adaptaciones de tiempos y medios para el proceso de selección.

Proceso de solicitud de empleo para personas discapacitadas

Una persona con discapacidad debe enviar una solicitud de participación en una convocatoria de empleo público de la que está interesado y acreditar su grado de discapacidad.

Para ello debe presentar un certificado de las autoridades competentes. 

Requisitos que deben cumplir los opositores

1. Ser de nacionalidad española.

2. Tener 16 años y no exceder de la edad de jubilación forzosa.

3. Tener la capacidad funcional para poder desempeñar la tarea solicitada.

4. No haber sido separado mediante expediente disciplinario de cualquier trabajo de las administraciones públicas.

5. Dependiendo de la categoría no se exige tener ninguna titulación académica.  

Beneficios para la persona con discapacidad

Al igual que al resto de las personas, tener un trabajo significa tener una autonomía económica, pero también personal. Que ayuda a una vida integrada en la sociedad. Tener un empleo ayuda a las personas con discapacidad a desarrollar habilidades y mejorar su comunicación colectiva.

Son varios los beneficios que aporta a la persona de este colectivo disponer de un trabajo diario. Ser consciente de que es un participante activo en la sociedad y dentro del entorno familiar ayuda a mantener una autoestima alta. 

En definitiva, es un derecho fundamental que toda persona sin o con discapacidad, esté en igualdad de condiciones en el ámbito laboral. Deben disponer de la misma oportunidad que el resto de la sociedad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente elegido. 

Todavía queda mucho por hacer en este sector porque a pesar de haber mejorado, aún sigue existiendo discriminación. Pero gracias a las Administraciones públicas, son cada vez más las personas con discapacidades que encuentran su hueco en esta sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *