El chico del anuncio de Cola-Cao.

El chico del anuncio de Cola-Cao.

Seguro que lo habéis visto. Es un anuncio bien ejecutado, con un presupuesto generoso de producción y exposición, y con valores de marca coherentes con Cola-Cao. Y habla de la superación, del esfuerzo, de la igualdad. Fantástico, ¿verdad?:

¿Por qué es un anuncio tan mal recibido por las personas discapacitadas?

Pues por la irrealidad del anuncio. O mejor dicho, por cómo esconde la realidad. Porque la verdadera consecuencia de la discapacidad física en este país es el empobrecimiento  al que se condena. Incompatible, muy incompatible, con una vida de Kite surfing, esquí alpino, caída libre y demás actividades chulas (e inalcanzables) para la mayoría de personas con discapacidad física.

Un accidente, o haber nacido con ciertas discapacidades físicas es prácticamente una condena económica. El CERMI, con datos del Instituto Nacional de Estadísitca, cifra al menos en un 25% la disminución de ingresos en un domicilio con un discapacitado físico. La razón es evidente: es muchísimo más complicado encontrar un trabajo, y éste, de encontrarse, tendrá una retribución bastante menor. Al mismo tiempo los gastos se disparan: adaptación del hogar, necesidades no cubiertas por la seguridad social, gastos médicos adicionales (masajes, fisioterapia,…), combinados con un decreciente soporte publico a este colectivo.

Y en esta situación, el (bienintencionado) anuncio de Cola-cao  es una auténtica tomadura de pelo. Porque parece que es un alegato por la superación y la alegría de vivir de un chico con discapacidad física. Fíjate, que vital y que poco se acuerda de estar en una silla de ruedas.

 

Pero las personas discapacitas ya superan sus límites día a día. Ya se esfuerzan, ya viven, ya aman. Ya tiene ganas de vivir la vida, exprimirla, sacarle todo el meollo. Lo que quieren es hacerlo con dignidad, sin vivir en riesgo de pobreza permanente. Y un anuncio en la que parece que si no haces esquí alpino cada fin de semana es porque no quieres es indignante. Porque, en realidad, muchísimos si quieren. Pero no pueden, y no por su discapacidad física. Y el anuncio de marras disfraza la auténtica realidad: que la discriminación actual de las personas discapacitadas no es que no puedan hacer cosas como cualquier otra persona. La discriminación actual es económica.

 

17 thoughts on “El chico del anuncio de Cola-Cao.

    1. empobrecimiento de nuestra sociedad que juzga la vida y la JUZGA por lo que hacemos…..decimos……etc. nunca por lo que realmente somos aunque NUNCA deberia juzgar , por eso este anuncio me repatea el culo, porque ademas estoy en silla de ruedas a que resulta comica la transmision social?

  1. Ya me parecía que no podía ser la única a la que le repateara el culo el anuncio…no soy una persona discapacitada pero si que tengo mis recursos economicos lo suficientemente limitados para entender que el que ha hecho ese anuncio debe tener una piscina llena de minedas de oro al estilo tio Gilito y es de los que se creen las gilipolleces de que todo es actitud.
    La actitud influye mucho…pero como no tengas dinero para lkenar la nevera ya me dirá de donde se saca la actitud superpositiva esa…

  2. Yo no soy discapacitado pero desde el segundo uno lo primero que pensé es que hay que estar bien forrado para ser como el chaval ese del anuncio. La realidad de los discapacitados aquí, es bien distinta.

    Un abrazo a los que lo sois de verdad, vosotros si que sois heroes.

  3. Estoy de acuerdo, de hecho había pensado lo mismo al ver el anuncio, que lo que realmente transmite es con pasta ya puedes estar discapacitado que puedes hacer lo que quieras.

  4. Coincido con JL y Ara, el anuncio apesta a papás forrados de pasta que pueden darle a su hijo todos los caprichitos que quiera como hace sky o parapente. La mayoría de la gente que sufre esta misma situación estoy seguro de que también tienen muchas ganas de vivir y de disfrutar, pero que duda cabe, que la situación económica de estas personas es un lastre que echa por tierra muchas de sus ilusiones

  5. No veo mal la intención del anuncio pero me repatéa. Como ya comentaron: huele a padres forrados de pasta.
    Tengo una minusvalía la cual me permite hacer casi cualquier actividad (hubo suerte) Sin un buen posicionamiento económico que respalde a este chico no podría llevar ese fantástico tipo de vida.
    Opino que la mayoría de los minuvalidos que necesitan ciertas ayudas o ventajas por su situacion, ven como su esfuerzo en distintas situaciones nada tiene que ver con este ejemplo elitista.

  6. No veo mal la intención del anuncio pero me repatéa. Como ya comentaron: huele a padres forrados de pasta.
    Tengo una minusvalía la cual me permite hacer casi cualquier actividad (hubo suerte) Sin un buen posicionamiento económico que respalde a este chico no podría llevar ese fantástico tipo de vida.
    Opino que la mayoría de los minuvalidos que necesitan ciertas ayudas o ventajas por su situacion, ven como su esfuerzo en distintas situaciones nada tiene que ver con este ejemplo elitista.

  7. Bien, no soy la única a la q le parecía un anuncio frívolo y de mal gusto. Un pijo discapacitado hace kite surf y para cola cao no hay más que decir…pues hay mucho que decir, cada vez hay más estultos en el mundo.

  8. Ves a este chaval y te dan ganas de quedarte paralítico ¿para cuando lo sacan en un club de alterne de nivel?.
    La realidad es bien distinta gente amargada con una pensión misera qué ni les llega para cambiar la silla de ruedas,ni tan siquiera para un fin de semana en el pirineo o en la playa..
    me han dicho qué es del PP.

  9. Estoy con uno de los comentaristas. Y lo siento, pero ya no me fio de nadie… ¿El chico es real o es un actor? En cualquier caso es insultante. La publicidad, entre otras cosas, consiste en inventarse una realidad que no es. Treintañeros que poseen un chalé enorme con una cocinas enorme con vistas a un jardin enorme… Jode pero hasta cierto punto es lícito. Sin embargo en este caso el engaño es excesivo. Odioso. No se trata de querer sino de poder. El dicho popular es mentira. Además… ¿Tan frívolos somos que relacionamos superación con hacer parapente?

  10. Vaya, gracias. Pensaba que tambien estaba solo con mis pensamientos!
    Al ver el video pense, vaya, otro niño rico paraplejico que nos enseña lo bien que se puede llevar la minusvalia con una buena cuenta en suiza. Pero que no se ajusta a la realidad que yo veo dia a dia. Este chico puede representar al 2%?? De hecho las 3 personas minusvalidas que conozco llevan la silla remendada porque tal como me dicen ellos “o le hago la ITV a la silla o compro comida y pago medicacion” pero para todo no llega…
    El este video se ve como el chico tiene una silla para cada modalidad que practica y eso solo se puede tener si se tienen muchisimos €€€€€…
    Verguenza de anuncio…
    Un saludo.

  11. Pero hombre…. Bienvenidos al mundo de la publicidad!! Qué mas da que se hable de una persona con una discapacidad, o de una persona con sobrepeso, o de un yogurín de 20 años o de lo que sea? La publicidad siempre nos muestra un estilo de vida inalcanzable para TODOS.
    A ver quien es el guapo que se levanta de la cama superfeliz, desayuna en un villorrio con una familia ultraperfecta y va en su coche de alta gama a su curro en una oficina con vistas a la gran ciudad.
    No creo que haya más motivo para enfadarse por este anuncio que por cualquier otro. Aunque utilicen ese tufillo a “hay-que-superar-las-dificultades-con-una-sonrisa” y realmente no refleje la realidad, no dejan de usar la formula más antigua en el mundo del marketing: “Usa mi producto y serás mas guay, seas un discapacitado o no, para mi tu dinero es tan bueno como el de cualquiera”
    Si en este anuncio el chico tiene una silla para cada modalidad, en el anuncio de Fairy el señor tiene una cocina de 200 metros cuadrados y un mayordomo, y nos hablan de ahorro.
    No sé, a mi no me ofende y desde luego no veo mala intención en absoluto.

Responder a ana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *