El exoesqueleto robótico para #paraplejia ya está aqui.

El exoesqueleto robótico para #paraplejia ya está aqui.

Los exoesqueletos robóticos han ido apareciendo ocasionalmente en los medios de comunicación, pero siempre como prototipos experimentales en diferentes universidades o como proyectos de I+D. Sin embargo, ya podemos decir que el primer modelo comercial ya está en la calle. Fué presentado con motivo de los Juegos Paralímpicos por una mujer británica paralizada del pecho para abajo tras un accidente de hípica.

El traje ReWalk

La persona que lleva el exoesqueleto lo activa inclinándose para indicar su deseo de dar un paso. Además de soportar el peso del cuerpo, permite al usuario subir o bajar escaleras, así como sentarse o estar de pie de forma independiente.

Hoy en día el traje robótico cuesta unos 50.000€, aunque hay que tener en cuenta que es el precio anterior a su producción en serie. Si la demanda es suficiente, y el traje se desarrolla en serie, su coste podría bajar drásticamente. Al mismo tiempo, en este tipo de tecnologías la competencia siempre permite la mejora y abaratamiento de costes, por lo que es de esperar una rápida reducción y accesibiliadd a este tipo de tecnología.

La empresa calcula que de los seis millones de usuarios de sillas de ruedas en EEUU y Europa, en torno a 250.000 podrían ser aptos para utilizar el dispositivo ReWalk.


Próximo paso: exoesqueleto para tetraplejia con control mental

Argo, respaldada por las firmas israelíes de capital riesgo SCP Vitalife e Israeli Healthcare Ventures, está trabajando en un dispositivo similar para cuadripléjicos, así como en una interfaz cerebral que podría permitir un control “de pensamiento” más intuitivo del exoesqueleto.

Aunque Jasinsiki indicó que aún quedan años de trabajo, los científicos han presentado dispositivos que pueden controlarse en tiempo real con la mente utilizando un escaneo cerebral avanzado.

Una mujer británica, primera en llevarse un exoesqueleto a casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *