Pie diabético: qué es, cuidados y cómo prevenirlo.

Pie diabético: qué es, cuidados y cómo prevenirlo.

El pie diabético es una enfermedad que pueden padecer las personas con diabetes crónica. Si no se previene o se trata adecuadamente, puede llegar incluso a ser causa de la amputación parcial o total del pie. Unos cuidados básicos y una rutina cotidiana en los hábitos de higiene, pueden evitar llegar a tales extremos.

La diabetes se produce cuando tenemos una cantidad excesiva de glucosa en sangre. El organismo no produce suficiente insulina, que es la sustancia que ayuda a que la glucosa llegue a las células para proporcionarles energía. Sin la insulina necesaria, la glucosa permanece en la sangre, causando la diabetes.

La diabetes tiene diversos síntomas y posibles consecuencias, entre ellas por ejemplo, origina una falta de sensibilidad en los pies. Es posible no darse cuenta de si se produce algún roce o herida. Además, causa también una mala circulación, que agrava la curación de la herida y puede producir la aparición de úlceras, que finalmente llevan a padecer pie diabético.

Es posible evitar la aparición del pie diabético llevando a cabo un estricto control de la glucosa y dejando atrás hábitos poco saludables.

No obstante, y a pesar de que se estima que el 15 % de los diabéticos padecerán en algún momento una lesión compatible con el pie diabético, es posible prevenirlo llevando a cabo una serie de medidas:

  • Lo más importante: un control exhaustivo de la diabetes, con lecturas rutinarias de glucosa y un correcto tratamiento con insulina.
  • Una dieta alimenticia adecuada, rica en vitaminas y proteínas y muy reducida en grasas y azúcares.
  • Hacer ejercicio físico no agresivo, como caminar, que ayude a activar la circulación sanguínea y fortalezca piernas y pies.
  • Eliminar tabaco y alcohol.
  • Utilizar calcetines y calzado diseñado para la aparición del pie diabético.

Muy importante también en la prevención del pie diabético es llevar una buena higiene diaria y aplicar unos sencillos cuidados a los pies:

  • Lavar los pies diariamente con agua templada y jabón neutro y secarlos con una toalla suave, sobre todo entre los dedos.
  • Revisar los pies todos los días por si se hubiera producido algún arañazo o pequeña rozadura que ha pasado desapercibida. En caso de producirse, habrá que acudir inmediatamente a un médico especialista para que lo valore.
  • Aplicar crema hidratante en los pies, pero evitando los espacios interdigitales.
  • No cortarse las uñas de los pies al raso, es preferible limarlas para evitar que crezcan demasiado. Hay que tener especial cuidado con las uñas encarnadas.
  • No limar callos ni asperezas y acudir al podólogo regularmente.

Hay que tener muy en cuenta para evitar el pie diabético la importancia que supone el calzado. Este debe estar diseñado y fabricado con los materiales adecuados. Debe ser cómodo y adaptarse bien al pie. También los calcetines o medias, que no tienen que producir ninguna marca de compresión en la pierna. En estos casos se recomienda el uso de unas botas termorreguladoras antiúlceras que evitarán la aparición de úlceras por presión y mantendrán la temperatura correcta en los pies.

Es muy importante actuar con rapidez frente a los primeros síntomas de pie diabético

En el caso de que aparezcan úlceras, es determinante que el médico las revise y lleve el seguimiento de la enfermedad y su tratamiento. También es muy importante que un profesional sanitario efectúe las curas. En una ortopedia técnica como Ortoprono, son especialistas en facilitar soluciones técnicas que, bajo prescripción o recomendación sanitaria, ayudan a mejorar esta enfermedad y aportan bienestar y comodidad a la persona afectada.

En Independi apostamos por la prevención frente a trastornos y lesiones que, con una serie de cuidados y control, se pueden evitar. Y por ello aconsejamos, que el momento que aparezcan los primeros síntomas, acudir a un especialista para atajar cuanto antes el avance de la enfermedad.

No dudes y contacta con tu médico cuanto antes si has detectado alguna inflamación o enrojecimiento o se te ha producido una herida en el pie y si eres diabético. Tu salud es lo más importante. Los pies diabéticos se deben de cuidar con especial atención. Atenderlos adecuadamente evitará grandes problemas.